UN DÍA DE SEWELL COMO PREMIO POR TORNEO DE DEBATE DE EXPLORA CONICYT

UN DÍA DE SEWELL COMO PREMIO POR TORNEO DE DEBATE DE EXPLORA CONICYT

Equipo de investigación del LBT disfruta su premio visitando el legendario campamento minero Patrimonio de la Humanidad.

 El equipo de investigación del Liceo Bicentenario María Soledad Meléndes Molina, visitó el sábado 11 de noviembre el campamento minero Sewell enclavado en plena cordillera de los Andes en la localidad de Rancagua. La visita educativa al Patrimonio de la humanidad, declarado por la UNESCO el año 2006 y Monumento Nacional en 1998, debido a su riqueza cultural, arquitectónica e histórica con más de cien años, fue el premio al ganar el primer lugar en la categoría de investigación en el torneo de debate organizado por Explora Conicyt.

Los estudiantes premiados con el viaje fueron Damaris Henriquez, Daniela Hernández, Gonzalo Salazar y Fernanda Aguiló, además Florencia Paredes, capitana de los equipos de debate, junto a la coordinadora de debate del liceo la profesora de Historia Cristina Silva.

El grupo premiado se dirigió muy temprano el día sábado a la Estación Baquedano en Santiago, y luego tomaron un bus de Explora, desplazándose 150 km hasta Rancagua y luego subieron al campamento y regresaron a almorzar en la misma localidad, conociendo todo el día la forma de vida de los antiguos mineros del lugar. Aquí pudieron instruirse de la ciudad que se construyó a principios de siglo XX como pueblo minero debido a la instalación de la empresa norteamericana Braden Copper Company como encargada de explotar el yacimiento minero El Teniente, que permanecía abandonada a la fecha, llegando a extraer grandes cantidades de cobre y destacándose por ser un ejemplo de las ciudades industriales de principios de siglo XX.

Cristina Silva nos informa que fue una muy linda experiencia, ya que pudieron ver como era la vida de los mineros de principios del siglo XX, vida muy segregada por clases sociales, la clase alta tenía lugares donde sólo ellos podían ir, además estaba la clase de los funcionarios y finalmente la clase obrera, la más desposeída. Pero era un campamento con mucha modernidad y desarrollo científico a diferencia de otros campamentos mineros como Humberstone o Lota.

A los estudiantes les gustó mucho el premio, ya que les permitió desarrollar áun más su pensamiento analítico y científico en el lugar, al analizar la visita, sacar muchas fotos y disfrutar su salida educativa, la que consideraron muy enriquecedora, sin duda un excelente premio que les permitió aprender en terreno con la experiencia de un ex minero como guía.

Leave a Reply