ORQUESTA LBT EN CAMINO HACIA  LA EXCELENCIA MUSICAL

ORQUESTA LBT EN CAMINO HACIA LA EXCELENCIA MUSICAL

La práctica hace al maestro, lema característico del profesor y los estudiantes que forman la parte de la orquesta LBT

Ver un ensayo de los integrantes de la Orquesta del Liceo Bicentenario de Talagante, es ver a estudiantes entusiasmados, con disciplina y con deseos de mejorar al repetir una y otra vez diferentes piezas musicales. Estos estudiantes son del 8° Básico A del liceo, quienes son dirigidos por el profesor Jorge Álvaro Pacheco Molina, quien tiene el título en Arreglo y composición musical en la Escuela Moderna de Música, junto a ello estudió para Profesor de Música y aparte estudió batería y percusión también en la Escuela Moderna.

El profesor llegó este año al liceo y una de las tareas que le asignó el Director Claudio Morales, fue trabajar en el Proyecto de Orquesta, “ya que habían adquirido instrumentos el año pasado y la idea era poder darle sentido a esos instrumentos. Los niños estaban trabajando con monitores y yo estaba trabajando en otro colegio donde dirigía una orquesta sinfónica y la idea fue tratar de generar ese proyecto acá poco a poco con otras características, pero tratando que los niños tengan la instancia de aprender a ocupar bien los instrumentos y aparte fui asignado como Profesor Jefe del curso que estaba designado como orquesta que es el 8° Básico A y como Profesor Jefe tratar de apoyar en ese sentido el funcionamiento de la orquesta del liceo para que funcione bien y se vayan integrando nuevos niños” nos cuenta el Profesor.

La orquesta LBT ya ha tenido varias presentaciones durante el Primer Semestre, entre ellas la celebración del Día de la Madre y la inauguración de los Servicios Higiénicos del liceo, y en ambas han destacado por las hermosas melodías que presentan, demostrando los enormes avances que han tenido.

Al preguntarle al profesor  ¿cuál ha sido el avance hasta la fecha? Responde: “yo sabía que ellos ya habían comenzado a trabajar en agosto del año pasado con los instrumentos y ya habían tenido avances, generaron algunas escalas, incluso ya sabían algunas melodías. Yo comencé a trabajar en marzo de este año con el grupo, la idea es que el resultado del trabajo se vea como grupo. Ahora estamos trabajando con monitores, nos pusimos de acuerdo y mi función como director del grupo instrumental es generar arreglos que se adecuen a lo que los niños saben, en la medida de que ellos vayan aprendiendo yo voy buscando el repertorio y haciendo los arreglos para que ellos apliquen lo que van aprendiendo de esa forma ha resultado, ya que los niños han avanzado bien y el repertorio también ha salido bien y rápido. En ese sentido hemos trabajado bastante bien, como en todo siempre hay cosas que mejorar. Pero los niños han aprendido a usar instrumentos complejos como el trombón, la trompeta y sumado a la carga de trabajo que tienen los niños acá en el liceo, ya que ellos son muy preocupados en sus notas, más el tiempo que destinan a la orquesta es bastante y han sido buenos los avances que han tenido” informa Álvaro.

Sin duda la organización, la disciplina y el entusiasmo por la música son claves al momento de integrar la orquesta, ya que “el formato de trabajo es intenso porque nos dividimos con los monitores los días y los grupos de niños y cada monitor tiene su grupo de niños dependiendo del nivel que ellos vean académicamente cuales tienen que reforzar más y quienes son más avanzados y están separados por días. Cada monitor tiene dos días por niño y el tercer día nos juntamos todos conmigo y trabajamos lo avanzado en la semana. Yo aparte tengo mi taller de Grupo instrumental de la base donde hay batería, guitarra y teclado que va en apoyo de la orquesta también. En las dos últimas horas del viernes nos juntamos todos y ensayamos” detalla el profesor.

Respecto a los resultados a la fecha los niños destacan los avances que han tenido en cada una uno de los ensayos y en las presentaciones, se encuentran más seguros al momento de tocar los instrumentos y suena bien el grupo, además de entonar diferentes melodías que muchas veces no son fáciles, nos informan.

Al preguntarle al profesor por los sueños que tiene con el grupo, nos dice: yo puedo decir que los niños han avanzado mucho, sacan muy buen sonido. Yo lo proyecto aquí a dos años más y si los niños mantienen ese nivel de trabajo van a tener un nivel muy bueno y esa es la idea. Este trabajo es a mediano plazo para que dé resultados con más niños e instrumentos.

Dentro de las próximas presentaciones está en la Muestra de talleres del LBT en el Centro Cultural el 5 de julio y la idea es mostrar otros temas distintos a los que ya hemos presentado. Además, ellos siempre lo están exigiendo, piden nuevos temas.

“El trabajo de un músico es muy personal, aunque uno como espectador ve al grupo. Cada niño tiene una realidad con su instrumento y la práctica hace al maestro, no hay un secreto o una varita mágica y en la medida que se avanza en forma individual se proyecta el trabajo en grupo” destaca el docente.

Sin duda, el trabajo de la Orquesta LBT va en camino hacia la excelencia, aspecto que destacan tantos los integrantes como el Director de la orquesta y respaldan todos los integrantes de la comunidad escolar, al momento de ver y escuchar cada una de sus excelentes presentaciones.

Leave a Reply